viernes, 3 de abril de 2015

Carmona prefiere morir en el exilio


 Pedro Carmona Estanga jamás pudo imaginar que su tercera edad transcurriría en el exilio. El presidente número 49 en la historia de la República Bolivariana de Venezuela, de 73 años, vive desde hace 13 años en Bogotá, Colombia, alejado de su patria y solo cuenta con la compañía de su esposa. No puede volver a su país debido al golpe de Estado que protagonizó en abril del 2002, y aunque el destierro le golpea el alma a diario jamás ha intentado solicitar el perdón del chavismo. “No pediría clemencia, prefiero morir en el destierro”, suelta el ex mandatario de facto, quien trabaja como profesor y coordinador de la Universidad Sergio Arboleda. No se arrepiente de su pasado, aunque sí lamenta no haber sacado a Hugo Chávez del país cuando tuvo la oportunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada