martes, 25 de septiembre de 2012


Yo la conocí cuando mis sueños eran de oro. 
No tenía prejucios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada