sábado, 18 de junio de 2016

Gallinas con mal sabor


A Evo que calza un nombre que significa eternidad le salió el tiro por la culata al querer ser eterno en el Poder.  Ahora quedó tan pobre que Bill Gate se ha apiadado de él ofreciéndole cien mil gallinas. Pero Evo desprecia el sabor de las pica tierra procedentes del Imperio y más si quien las ofrece a título de regalo es el multimillonario emperador de las computadoras.  Evo prefiere las ancas de las ranas del Lago de Titicaca a pesar de la caca. Por otra parte, el mandatario del altiplano sabe muy bien que gallina, en lengua popular, es sinónimo de cobardía y de eso sabe mucho el tachirense-maracucho, Francisco Javier Arias Cárdenas,  cuando desde una tribuna y con una gallina debajo del brazo, señaló a su pana Hugo Chávez Frías quien a pesar de los pesares sabia perdonar a tiempo, menos, claro está, a Raúl Isaías Baduel que le sacó las patas del barro para que ascendiera no tan embarrado al Cuartel de la Montaña de donde piensan serán susrestos trasladados al Panteón Nacional primero que Gallegos si es que encuentras sus huesos en la tumba recientemente profanada se ha dicho que por los mismos colectivos armados que lanzaron estiércol de vacas en las fachada de las sedes de los rotativos El Nacional y Correo del Caroní.  Prefirieron el estiércol de vacas porque el de las gallinas  no fue posible importarlas de Bolivia dado que Evo las ha rechazado no sólo por su mal sabor dada su procedencia  si no por ignorar quién fue primero si el huevo o la gallina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada