jueves, 3 de enero de 2013

Los turcos en Guayana


            Ignoramos si en toda Venezuela, pero en Guayana es evidente que el término “musiú” aplicado para identificar al extranjero de cualquier nacionalidad, ha desaparecido así como el de “gringo” para señalar a los hijos del Tío Sam.
            Sin embargo, se ha mantenido el de “Turco”, para denominar a los del cercano medio Oriente sin que se escurran los israelitas.  Nadie de por allá escapa aquí al genérico seudogentilicio, seguramente por cada vez más acentuada la presencia de estos inmigrantes, tan duchos y adictos al comercio de la mercadería seca.
El periodista Juvenal Herrera dijo una vez que el Paseo Orinoco y la Calle Venezuela de Ciudad Bolívar, parecían tiendas de beduinos y no estaba lejos de la verdad en aquella ocasión que me obligaba a escribir sobre el problema, como lejos no está que una buena porción de los inmuebles del casco de la ciudad angostureña ha sido adquirida por ellos.
            La numerosa presencia de los llamados turcos es tal que ha venido desplazando a muchos autóctonos del liderazgo de la Cámara de Comercio.  Recuerdo el trabajo de filigrana que hicieron en su oportunidad Ezzio Rampini y Ramon Castro para evitar que un libanés le quitara la presidencia.  Afortunadamente una división se produjo en la colonia árabe a raíz del atentado contra el presidente egipcio Anuar el–Sadat, pues una parte de la comunidad “Turquera” era partidaria de condenarlo y, la otra, de celebrarlo.
       Hubo un tiempo en que el poder regional estuvo en manos de sangre turca cercana o lejana.  Así, Jorge Carvajal era Gobernador, Said Rodríguez, Secretario de Gobierno, Jorge Aziz, Presidente de la Cámara de Comercio; Elías Naim, Presidente de la CVG y Alfredo Ynaty, Presidente del Concejo Municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada